Riego por goteo subterráneo (RGS)

Los sistemas de riego por goteo subterráneo (RGS) son una opción agronómica adecuada para todo tipo de cultivos, ya sean cultivos leñosos, como almendro, vid, olivo, pistacho o melocotón, o cultivos extensivos, como maíz, cebada o alfalfa. 

El RGS es una técnica de riego que permite el aporte de agua y nutrientes a la planta de forma localizada y bajo la superficie, optimizando el crecimiento de raíces y planta. Esta práctica hace posible el uso de agua, energía y fertilizantes, posicionándose como la mejor alternativa a nivel económico, agronómico y ecológico.

Beneficios

1. Aplicación directa de agua y nutrientes al sistema radicular

  • Mayor eficiencia de aplicación del agua de riego.
  • Ahorro y mejora de la fertirrigación.
  • Reducción del gasto energético.
  • Posibilidad de utilizar aguas residuales.
  • Reducción del estrés hídrico del cultivo.

2. Reducida / nula área húmeda superficial

  • Menor presencia y desarrollo de malas hierbas.
  • Disminuye el riesgo de plagas y enfermedades.
  • Evolución positiva de las propiedades físicas del suelo.

3. Ausencia de componentes del sistema en la superficie

  • Reducción de los daños ocasionados por animales y ausencia de vandalismo.
  • Se integra perfectamente en el paisaje.
  • Nula exposición a la radiación solar incidente.
  • Facilita y reduce las tareas de mantenimiento.
  • Reducción de los costes de mantenimiento.
  • Facilita y reduce las labores de cultivo.

Los sistemas de riego por goteo subterráneo requieren unos criterios de diseño, instalación, operación y mantenimiento muy específicos para aprovechar todas las ventajas de estos sistemas. AZUD cuenta con una amplia experiencia en esta práctica de riego por goteo, desarrollando el emisor más indicado para este tipo de práctica.